Tenemos especial interes en desarrollar la práctica de lo que llamamos Equitación Terapéutica. Que queremos decir con esto: hacer de la equitacion y del saber montar una actividad de placer y de relax.

Ya explicamos lo que nos gusta del Parque Roosevelt como lugar fisico, lo que nos trasmite y creemos que es el contexto ideal para poder acercarnos a esta actividad con el fin de tener un parentesis en nuestra semana. Poder darnos un “recreo” de nuestras actividades cotidianas para simplemente disfrutar un rato al aire libre, cepillando nuestro caballo, ensillandolo, y montando. Compartir este placer con otras personas que buscan lo mismo y lo fundamental, lograr distenderse y disfrutar. Como en Uruguay la palabra equinoterapia esta tan asociada a rehabilitacion, queremos hacer una distincion, diferenciar los objetivos y por eso nosotras le decimos Equitacion Terapéutica al venir a montar como terapia de relax, de disfrute, de por un rato tener un dia “de campo” que nos ayude a cortar el ritmo semanal. Por eso los invitamos a todos y todas, no hay una edad maxima para hacer esta actividad, asi que: ¡ No hay excusas!

Queremos difundir la práctica de la equinoterapia, del vínculo terapéutico con el caballo y de todo lo relacionado con el manejo de estos animales. Todas actividades beneficiosas y a través de las cuales desarrollamos los sentimientos de amor, cariño, respeto, responsabilidad, confianza y seguridad hacia los caballos, las demás personas y por supuesto hacia nosotros mismos. Nuestra idea es fomentar la rehabilitación mediante la equinoterapia, incluir en nuestra práctica a personas discapacitadas de bajos recursos y ayudar a la integración del discapacitado al medio social y deportivo.

Queremos actualizar los métodos de trabajo mediante la participación en congresos y seminarios, difundir en los medios de comunicación los beneficios de esta terapia.

Tenemos un objetivo -o mejor dicho, una meta- muy importante para nosotras que es poder contar con una pista techada por lo menos parcialmente y un área donde desarrollar otras terapias complementarias como fisioterapia, musicoterapia, sicoterapia, fonoaudiología, entre otras.

Queremos lograr la autosuficiencia económica hasta donde sea posible y lograr mediante las donaciones y ayudas un excedente económico para el desarrollo del centro como el apoyo a la rehabilitación de discapacitados de escasos recursos, brindando becas.

Las instituciones gubernamentales interesadas en el desarrollo de la atención al discapacitado, deberían considerar el integrar esta terapia en sus programas de rehabilitación.